Conoces los riesgos en apps móviles según OWASP Top 10

Desde que los smartphones se convirtieron en una parte indispensable de nuestras vidas, las aplicaciones móviles han adquirido una gran relevancia. Estas aplicaciones nos permiten realizar una amplia variedad de tareas, como enviar mensajes, realizar pagos, acceder a servicios bancarios, almacenar datos personales, entre otras cosas. Sin embargo, el aumento en el uso de aplicaciones móviles también ha dado lugar a un aumento en los riesgos de seguridad asociados con ellas.

La Open Web Application Security Project (OWASP) es una organización sin fines de lucro que se dedica a mejorar la seguridad de las aplicaciones web y móviles. Cada año, OWASP publica una lista de los 10 principales riesgos en aplicaciones móviles, conocida como "OWASP Top 10 de riesgos en aplicaciones móviles". Esta lista ofrece una guía para los desarrolladores de aplicaciones móviles y los profesionales de seguridad sobre las vulnerabilidades más comunes y los riesgos asociados con ellas. En este artículo, exploraremos cada uno de los riesgos identificados en el OWASP Top 10 y discutiremos cómo pueden afectar la seguridad de las aplicaciones móviles.

Navega por nuestro contenido

Riesgo 1: Uso inadecuado de credenciales

El uso inadecuado de credenciales es uno de los principales riesgos identificados en el OWASP Top 10 de riesgos en aplicaciones móviles. Este riesgo se refiere a la forma en que las aplicaciones manejan y almacenan las credenciales de los usuarios, como nombres de usuario y contraseñas. Una gestión inadecuada de las credenciales puede conducir a fugas de información confidencial y permitir a los atacantes acceder a las cuentas de los usuarios.

Un error común es el almacenamiento no seguro de las credenciales en dispositivos móviles. Si las credenciales se almacenan en texto claro o en forma fácilmente descifrable, los atacantes pueden acceder a ellas y utilizarlas para obtener acceso no autorizado a la cuenta del usuario. Otra práctica insegura es el uso de autenticación débil, como contraseñas cortas o predecibles, que facilitan el trabajo de los atacantes.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar técnicas de almacenamiento seguro de credenciales, como el uso de algoritmos de hash para proteger las contraseñas almacenadas. Además, se deben alentar a los usuarios a utilizar contraseñas fuertes y se debe implementar una política de autenticación sólida.

Riesgo 2: Seguridad deficiente de la cadena de suministro

La seguridad deficiente de la cadena de suministro es otro riesgo crítico identificado en el OWASP Top 10 de riesgos en aplicaciones móviles. Este riesgo se refiere a las vulnerabilidades que pueden ser introducidas en una aplicación móvil a través de componentes de terceros, como bibliotecas y SDKs (Software Development Kits).

Las aplicaciones móviles a menudo se desarrollan utilizando componentes de terceros para acelerar el proceso de desarrollo. Sin embargo, estos componentes pueden contener vulnerabilidades de seguridad desconocidas o no parcheadas. Si una aplicación móvil utiliza un componente con estas vulnerabilidades, los atacantes pueden explotarlas para tomar el control de la aplicación o acceder a la información sensible almacenada en ella.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar procesos de gestión de la cadena de suministro seguros. Esto implica evaluar la seguridad de los componentes de terceros antes de utilizarlos, mantenerlos actualizados y aplicar parches de seguridad cuando sea necesario. Además, se deben establecer políticas para el monitoreo continuo de la seguridad de los componentes utilizados en la aplicación.

Riesgo 3: Autenticación y autorización inseguras

La autenticación y autorización inseguras son riesgos críticos que pueden comprometer la seguridad de una aplicación móvil. La autenticación se refiere al proceso de verificar la identidad de un usuario, mientras que la autorización se refiere a los derechos y permisos que se le conceden al usuario una vez que se ha autenticado.

Una autenticación débil, como la ausencia de una verificación adecuada de la identidad del usuario, puede permitir a los atacantes suplantar a los usuarios legítimos. Por otro lado, una autorización insegura puede permitir a los atacantes acceder a información o funciones a las que no deberían tener acceso, lo que puede resultar en la filtración de información confidencial o en acciones maliciosas dentro de la aplicación.

Para mitigar estos riesgos, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar prácticas seguras de autenticación y autorización. Esto implica la implementación de técnicas de verificación fuerte de la identidad del usuario, como la autenticación de dos factores o biométrica. Además, se deben establecer políticas de autorización sólidas que limiten el acceso a la información y las funciones solo a aquellos usuarios que tengan los permisos adecuados.

Riesgo 4: Validación insuficiente de datos

La validación insuficiente de datos es un riesgo común que puede afectar la integridad y la seguridad de una aplicación móvil. Este riesgo se refiere a la falta de comprobación y validación de los datos introducidos por los usuarios o provenientes de fuentes externas.

Si una aplicación móvil no valida adecuadamente los datos ingresados por los usuarios, los atacantes pueden aprovechar esta vulnerabilidad para realizar ataques de inyección de código, como ataques SQL o ataques de scripting. Estos ataques pueden permitir que los atacantes manipulen la base de datos de la aplicación, roben información o realicen acciones maliciosas dentro de la aplicación.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar técnicas de validación de datos sólidas. Esto implica realizar la comprobación de los datos ingresados por los usuarios en el lado del cliente y en el servidor, y asegurarse de que los datos introducidos cumplan con los criterios establecidos.

Riesgo 5: Comunicación insegura

La comunicación insegura es otro riesgo crítico que puede exponer la información sensible de los usuarios de una aplicación móvil. Este riesgo se refiere a la falta de seguridad en la comunicación entre la aplicación móvil y los servidores a los que se conecta.

Si la comunicación entre la aplicación móvil y el servidor no está cifrada o no utiliza protocolos seguros, los atacantes pueden interceptar y manipular la información transmitida. Esto puede permitir a los atacantes robar información confidencial, como contraseñas o datos bancarios, o incluso suplantar a la aplicación y realizar acciones maliciosas en nombre del usuario.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar protocolos de comunicación seguros, como HTTPS, para cifrar la información transmitida entre la aplicación móvil y el servidor. Además, se deben utilizar certificados de confianza para garantizar la autenticidad del servidor y prevenir ataques de intermediarios.

Riesgo 6: Controles de privacidad inadecuados

Los controles de privacidad inadecuados son un riesgo importante en las aplicaciones móviles, ya que pueden comprometer la privacidad de los usuarios y exponer su información personal. Este riesgo se refiere a la falta de controles adecuados para proteger la privacidad de los datos y las preferencias de los usuarios.

Si una aplicación móvil recopila, almacena o comparte información personal de los usuarios sin su consentimiento, o si no cumple con las regulaciones de privacidad aplicables, esto puede tener graves consecuencias legales y dañar la reputación de la empresa desarrolladora.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar políticas y prácticas sólidas de privacidad. Esto implica obtener el consentimiento informado de los usuarios antes de recopilar y procesar su información personal, mantener los datos almacenados de forma segura y solo durante el tiempo necesario, y cumplir con las regulaciones y estándares de privacidad aplicables.

Riesgo 7: Protecciones binarias insuficientes

Las protecciones binarias insuficientes son un riesgo crítico que puede permitir a los atacantes modificar y comprometer una aplicación móvil. Este riesgo se refiere a la falta de protecciones adecuadas para prevenir la modificación no autorizada del código o la extracción de información sensible de una aplicación móvil.

Si una aplicación móvil no implementa protecciones adecuadas, los atacantes pueden usar técnicas como la ingeniería inversa o la extracción de código para analizar el funcionamiento interno de la aplicación y descubrir vulnerabilidades explotables. Una vez que un atacante ha modificado o comprometido el código de una aplicación móvil, puede realizar una variedad de acciones maliciosas, como robar información confidencial o inyectar código malicioso.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar técnicas de protección del código, como el cifrado y la firma de la aplicación, la detección de manipulación del código y la prevención de técnicas de ingeniería inversa. Además, se deben implementar técnicas de ofuscación de código para dificultar la comprensión y modificación del código por parte de los atacantes.

Riesgo 8: Mala configuración de seguridad

La mala configuración de seguridad es otro riesgo común en las aplicaciones móviles, ya que puede permitir a los atacantes acceder a información o funcionalidades a las que no deberían tener acceso. Este riesgo se refiere a la falta de configuración adecuada de los controles de seguridad en la aplicación móvil.

Si una aplicación móvil tiene una configuración de seguridad incorrecta o débil, esto puede permitir a los atacantes realizar ataques de fuerza bruta, descubrir información sensible o comprometer la funcionalidad de la aplicación. Por ejemplo, si la configuración de seguridad de una aplicación móvil permite el acceso no autorizado a la base de datos, un atacante puede obtener información confidencial almacenada en ella.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar políticas y prácticas de configuración seguras. Esto implica asegurarse de que los controles de acceso a la aplicación estén configurados correctamente, limitando el acceso solo a los usuarios autorizados. Además, se deben implementar medidas de monitoreo y registro para detectar y responder a actividades sospechosas en la aplicación móvil.

Riesgo 9: Almacenamiento de datos inseguro

El almacenamiento de datos inseguro es un riesgo crítico que puede permitir a los atacantes acceder y robar información confidencial de una aplicación móvil. Este riesgo se refiere a la falta de medidas de seguridad adecuadas para proteger los datos almacenados en el dispositivo móvil.

Si una aplicación móvil almacena información confidencial en el dispositivo móvil sin cifrar o sin las protecciones adecuadas, los atacantes pueden acceder a esta información y utilizarla de manera maliciosa. Esto puede incluir datos como contraseñas, números de tarjetas de crédito o cualquier otro dato sensible almacenado por la aplicación.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar técnicas de almacenamiento seguro de datos. Esto implica cifrar los datos almacenados en el dispositivo móvil y utilizar técnicas de seguridad adicionales, como el borrado seguro de datos cuando ya no son necesarios. Además, se deben establecer políticas y prácticas para garantizar que los datos se almacenen solo durante el tiempo necesario y se eliminen de manera segura cuando ya no sean necesarios.

Riesgo 10: Criptografía insuficiente

La criptografía insuficiente es otro riesgo crítico que puede exponer los datos sensibles almacenados en una aplicación móvil. Este riesgo se refiere al uso incorrecto o inadecuado de técnicas de cifrado para proteger la confidencialidad y la integridad de los datos.

Si una aplicación móvil utiliza cifrado débil o implementa incorrectamente las técnicas de cifrado, los atacantes pueden descifrar la información cifrada y acceder a los datos confidenciales. Esto puede permitir a los atacantes robar información, como contraseñas o datos bancarios, o incluso modificar los datos cifrados de la aplicación.

Para mitigar este riesgo, los desarrolladores de aplicaciones móviles deben implementar técnicas de cifrado sólidas. Esto incluye el uso de algoritmos de cifrado fuertes, la gestión adecuada de claves de cifrado y la implementación de técnicas de cifrado en todo el ciclo de vida de la aplicación móvil, desde el almacenamiento de datos hasta la transmisión de datos.

Conclusión

El OWASP Top 10 de riesgos en aplicaciones móviles proporciona una guía valiosa para los desarrolladores y profesionales de seguridad para identificar y mitigar los riesgos de seguridad en las aplicaciones móviles. Como usuarios de aplicaciones móviles, es importante estar informados sobre estos riesgos y tomar precauciones para proteger nuestra información personal y nuestra privacidad. Los desarrolladores de aplicaciones móviles también deben tomar medidas activas para implementar prácticas seguras de codificación, realizar auditorías de seguridad y aplicar medidas de prevención específicas para cada uno de los riesgos identificados en el OWASP Top 10.

La seguridad de las aplicaciones móviles es un desafío continuo y en constante evolución. Con el aumento en el uso de aplicaciones móviles y el crecimiento del mercado de dispositivos móviles, es más importante que nunca asegurarse de que nuestras aplicaciones móviles estén protegidas contra los riesgos de seguridad identificados por OWASP y otras organizaciones de seguridad. Al tomar medidas proactivas para garantizar la seguridad de nuestras aplicaciones móviles, podemos protegernos a nosotros mismos y a nuestros usuarios de las amenazas cibernéticas y mantener la confianza en la tecnología móvil.

Este vídeo te puede ayudar

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Al continuar navegando por este sitio, aceptas nuestro uso de cookies. Más información