Cuáles son los 16 tipos de malware más comunes en la actualidad

En la actualidad, el malware se ha convertido en una persistente amenaza para la ciberseguridad global. Con la creciente sofisticación de los ataques cibernéticos, los delincuentes utilizan una variedad de técnicas para comprometer la seguridad de los sistemas informáticos. Desde el robo de información confidencial hasta la extorsión financiera, los malware representan una seria preocupación para individuos y organizaciones. En este artículo, exploraremos los dieciséis tipos de malware más comunes en la actualidad, sus características y cómo podemos protegernos de ellos.

Navega por nuestro contenido

¿Qué es el malware y por qué es una amenaza global?

El malware es un término que se utiliza para describir cualquier programa o software malicioso diseñado para dañar, robar información o tomar el control de un sistema informático sin el consentimiento del propietario. Estos programas pueden ser distribuidos a través de diversas vías, como correos electrónicos de phishing, descargas de software no confiable y vulnerabilidades en los sistemas operativos.

La amenaza global del malware radica en su capacidad para afectar a cualquier persona o empresa, sin importar su ubicación geográfica o su tamaño. Los ciberdelincuentes utilizan estos programas para robar información confidencial, realizar extorsiones financieras o simplemente causar daños a sistemas y redes. Además, la evolución constante del malware y su capacidad para eludir las defensas de seguridad tradicionales hacen que sea difícil detectar y mitigar estos ataques.

En un mundo cada vez más conectado, donde la mayoría de las transacciones se realizan en línea y se almacenan grandes cantidades de información personal, el malware representa una grave amenaza para la privacidad y la seguridad de los individuos y las organizaciones. Es crucial estar consciente de los diferentes tipos de malware y tomar medidas preventivas para protegerse de ellos.

Los 16 tipos de malware más comunes en la actualidad

1. Virus informático

Los virus informáticos son programas diseñados para replicarse y propagarse a través de archivos y programas existentes en un sistema. Estos programas maliciosos pueden dañar el funcionamiento normal de una computadora, corromper archivos o incluso eliminarlos por completo. Los virus a menudo se propagan a través de medios de almacenamiento extraíbles y se ejecutan cuando se abre un archivo infectado.

Para protegerse de los virus informáticos, es crucial contar con un software antivirus actualizado y evitar abrir archivos adjuntos de correo electrónico o de fuentes no confiables.

2. Gusano informático

A diferencia de los virus, los gusanos informáticos pueden propagarse sin necesidad de que se ejecute un archivo o programa. Estos programas maliciosos utilizan las vulnerabilidades de seguridad de un sistema para replicarse y propagarse a través de redes y computadoras conectadas. Los gusanos pueden afectar el rendimiento de una computadora y pueden ser utilizados por los delincuentes para robar información confidencial.

Para protegerse de los gusanos informáticos, es fundamental mantener actualizado el sistema operativo y utilizar un software de seguridad que pueda detectar y bloquear la propagación de estos programas maliciosos.

3. Troyano

Los troyanos son programas maliciosos que se ocultan dentro de software aparentemente legítimo. Una vez que se ejecuta el programa, el troyano puede abrir una puerta trasera en el sistema, permitiendo al ciberdelincuente acceder y controlarlo de forma remota. Los troyanos a menudo se distribuyen a través de correos electrónicos de phishing, descargas de software no confiable y sitios web comprometidos.

Para protegerse de los troyanos, es esencial tener cuidado al descargar e instalar software de fuentes desconocidas, así como estar atento a los correos electrónicos sospechosos o enlaces maliciosos.

4. Ransomware

El ransomware es uno de los tipos más preocupantes de malware en la actualidad. Este programa malicioso cifra los archivos de un sistema, impidiendo el acceso a ellos, y luego exige un rescate para descifrarlos. El ransomware se propaga principalmente a través de archivos adjuntos de correo electrónico y descargas de software no autorizadas.

Para protegerse del ransomware, es importante realizar copias de seguridad regulares de los archivos y mantener el software de seguridad y los sistemas operativos actualizados.

5. Spyware

El spyware es un tipo de malware que se instala en un sistema sin el conocimiento del usuario y recopila información personal, como contraseñas, datos bancarios y hábitos de navegación. Este tipo de malware suele ser utilizado para el robo de identidad y el fraude financiero. El spyware se instala a través de descargas de software no confiable y sitios web comprometidos.

Para protegerse del spyware, es crucial evitar descargar software de fuentes no confiables y utilizar herramientas de seguridad que puedan detectar y eliminar este tipo de programas maliciosos.

6. Adware

El adware es un tipo de malware que muestra anuncios no deseados en un sistema. Este tipo de programa malicioso suele instalarse junto con software gratuito y se ejecuta en segundo plano, mostrando anuncios intrusivos y ralentizando el rendimiento del sistema. El adware puede ser molesto e invasivo, y puede redirigir a los usuarios a sitios web maliciosos.

Para protegerse del adware, es necesario tener cuidado al descargar e instalar software gratuito y utilizar herramientas de seguridad que puedan detectar y bloquear este tipo de programas maliciosos.

7. Botnet

Una botnet es una red de computadoras infectadas por malware y controladas por un atacante de forma remota. Estas computadoras, también conocidas como bots, pueden ser utilizadas para llevar a cabo diversos tipos de ataques cibernéticos, como ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) y envío masivo de correos electrónicos no deseados. Las botnets se propagan principalmente a través de vulnerabilidades en los sistemas operativos y programas.

Para protegerse de las botnets, es esencial mantener actualizados los sistemas operativos y utilizar software de seguridad que pueda detectar y bloquear el acceso no autorizado a la red.

8. Keylogger

Un keylogger es un tipo de malware diseñado para registrar y monitorear las pulsaciones de teclas de un usuario. Estos programas maliciosos pueden capturar contraseñas, datos personales y cualquier otra información confidencial que se ingrese en un sistema. Los keyloggers suelen ser distribuidos a través de descargas de software no confiable y sitios web comprometidos.

Para protegerse de los keyloggers, es crucial utilizar software de seguridad que pueda detectar y bloquear este tipo de programas maliciosos, y evitar descargar software de fuentes no confiables.

9. Phishing

Aunque técnicamente no es considerado un malware en sí mismo, el phishing es una técnica utilizada por los ciberdelincuentes para engañar a los usuarios y obtener información confidencial, como contraseñas y datos bancarios. Los ataques de phishing se llevan a cabo a través de correos electrónicos y sitios web falsos que se asemejan a los legítimos. Estos correos electrónicos y sitios web suelen solicitar a los usuarios que ingresen su información personal y, una vez obtenida, esta información se utiliza para cometer fraudes.

Para protegerse del phishing, es importante estar alerta a los correos electrónicos sospechosos, evitar hacer clic en enlaces no confiables y utilizar herramientas de seguridad que puedan detectar y bloquear estos tipos de ataques.

10. Rootkit

Un rootkit es un tipo de malware diseñado para ocultar la presencia de otros programas maliciosos en un sistema. Estos programas se instalan en los niveles más profundos del sistema operativo y son difíciles de detectar y eliminar. Los rootkits pueden ser utilizados para robar información confidencial, controlar un sistema de forma remota o incluso bloquear el acceso a los recursos del sistema.

Para protegerse de los rootkits, es importante mantener actualizado el sistema operativo y utilizar software de seguridad que pueda detectar y eliminar estos programas maliciosos.

11. Exploit kit

Un exploit kit es un tipo de malware que aprovecha las vulnerabilidades del software para infectar sistemas con otros programas maliciosos, como ransomware y troyanos. Estos kits suelen utilizarse en ataques dirigidos a través de sitios web comprometidos y anuncios maliciosos. Una vez que se explota la vulnerabilidad, el exploit kit descarga y ejecuta el malware en el sistema del usuario.

Para protegerse de los exploit kits, es esencial mantener actualizado el software y utilizar herramientas de seguridad que puedan detectar y bloquear este tipo de programas maliciosos.

12. Malvertising

El malvertising, o publicidad maliciosa, es un tipo de malware que se distribuye a través de anuncios en línea. Estos anuncios redirigen a los usuarios a sitios web maliciosos o descargan automáticamente programas maliciosos en el sistema del usuario. El malvertising se aprovecha de las vulnerabilidades en los navegadores y plugins, y puede ser utilizado para distribuir una variedad de malware, como ransomware y troyanos.

Para protegerse del malvertising, es importante utilizar software de seguridad que pueda bloquear anuncios maliciosos y mantener actualizados los navegadores y plugins.

13. Fileless malware

El fileless malware es un tipo de malware que se almacena únicamente en la memoria de un sistema y no deja rastros en el disco duro. Este tipo de malware es difícil de detectar y mitigar, ya que no se guarda en archivos físicos. El fileless malware suele explotar las vulnerabilidades en los navegadores y aplicaciones, y puede ser utilizado para realizar diversas acciones maliciosas, como robar información o tomar el control de un sistema.

Para protegerse del fileless malware, es esencial mantener actualizado el software y utilizar herramientas de seguridad que puedan detectar y bloquear este tipo de programas maliciosos.

14. Cryptojacking

El cryptojacking es un tipo de malware que utiliza la capacidad de procesamiento de un sistema para minar criptomonedas sin el conocimiento ni el consentimiento del usuario. Este malware se propaga principalmente a través de sitios web comprometidos y anuncios maliciosos. El cryptojacking puede afectar el rendimiento de un sistema y puede ser utilizado por los delincuentes para obtener ganancias financieras ilegales.

Para protegerse del cryptojacking, es importante utilizar herramientas de seguridad que puedan detectar y bloquear este tipo de programas maliciosos, así como evitar hacer clic en enlaces no confiables y descargar software de fuentes desconocidas.

15. Bloqueadores de anuncios infectados

Los bloqueadores de anuncios infectados son extensiones maliciosas que se instalan en los navegadores y muestran anuncios no deseados y potencialmente peligrosos. Estas extensiones suelen ser distribuidas a través de descargas de software no confiable y sitios web comprometidos. Los bloqueadores de anuncios infectados pueden redirigir a los usuarios a sitios web maliciosos y pueden ser utilizados para robar información personal.

Para protegerse de los bloqueadores de anuncios infectados, es crucial utilizar extensiones de navegador de fuentes confiables y evitar descargar software de fuentes no confiables.

16. Stealer

Un stealer es un tipo de malware diseñado para robar información confidencial, como contraseñas y datos bancarios, de un sistema. Este programa malicioso se propaga principalmente a través de correos electrónicos de phishing y descargas de software no confiables. El stealer puede enviar la información robada a los ciberdelincuentes, quienes la utilizan para cometer fraudes y acceder a cuentas personales.

Para protegerse del stealer, es esencial utilizar software de seguridad que pueda detectar y bloquear este tipo de programas maliciosos, así como tener cuidado al abrir correos electrónicos sospechosos y descargar software de fuentes confiables.

¿Cómo protegerse del malware? Medidas y buenas prácticas de ciberseguridad

La protección contra el malware requiere la implementación de varias medidas y el seguimiento de buenas prácticas de ciberseguridad. Aquí hay algunas medidas que puede tomar para protegerse del malware:

  • Mantener el software actualizado: Los fabricantes de software lanzan regularmente actualizaciones que parchean vulnerabilidades y mejoran la seguridad. Es importante mantener el sistema operativo, el software antivirus y todas las aplicaciones actualizadas para protegerse de las últimas amenazas de malware.
  • Utilizar software de seguridad confiable: Instale un software antivirus y antimalware confiable en su computadora y manténgalo siempre activo y actualizado. Estas herramientas pueden detectar y bloquear el malware antes de que pueda infectar su sistema.
  • Estar atento a los correos electrónicos sospechosos: Los correos electrónicos de phishing son una de las principales formas en que se distribuye el malware. Esté atento a los correos electrónicos sospechosos y evite hacer clic en enlaces o abrir archivos adjuntos de remitentes desconocidos o no confiables.
  • Utilizar contraseñas seguras: Las contraseñas débiles son una puerta abierta para el malware. Utilice contraseñas fuertes que contengan una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Además, evite utilizar la misma contraseña para diferentes cuentas y cambie sus contraseñas regularmente.
  • Tener cuidado al descargar software: Descargue software únicamente de fuentes confiables. Evite descargar software de sitios web no confiables o de terceros, ya que estos pueden contener malware oculto.
  • Realizar copias de seguridad regulares: Realice copias de seguridad periódicas de sus datos importantes. En caso de infección por malware, las copias de seguridad pueden ayudarlo a restaurar sus archivos sin pagar un rescate.
  • Educarse sobre las últimas amenazas de malware: Manténgase informado sobre las últimas tendencias y técnicas utilizadas por los ciberdelincuentes. Siguiendo a profesionales de la ciberseguridad y sitios web especializados, puede aprender a identificar y protegerse de las nuevas amenazas de malware.

El malware sigue siendo una seria amenaza para la ciberseguridad global. Con su capacidad para robar información confidencial, causar daños financieros y comprometer la privacidad de los individuos y las organizaciones, es crucial tomar medidas preventivas para protegerse de estas amenazas. Al mantener el software actualizado, utilizar software de seguridad confiable, estar alerta a los correos electrónicos sospechosos y seguir buenas prácticas de ciberseguridad, podemos fortalecer nuestra postura de seguridad y minimizar el riesgo de infección por malware.

Fuentes:

  • https://www.mcafee.com/enterprise/en-us/security-awareness/ransomware/ransomware-types.html
  • https://blog.malwarebytes.com/how-tos-2/security-tips-internet-explorer-users/
  • https://us.norton.com/internetsecurity-malware-differences.html
  • https://www.kaspersky.com/resource-center/threats/types-of-malware
  • https://www.trendmicro.com/vinfo/us/security/definition/trojan-horse
  • https://www.fortinet.com/resources/cyberglossary/malware-types

Este vídeo te puede ayudar

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Al continuar navegando por este sitio, aceptas nuestro uso de cookies. Más información